VIDEO Ortega sigue sembrando el “terror” contra manifestantes en Nicaragua

El gobierno de Daniel Ortega, continua su represión al pueblo nicaragüense, pero a través de la estrategia de muerte de la llamada “Operación Limpieza”, para eliminar los tranques a nivel nacional habría cometido “graves” violaciones a los Derechos Humanos, según reportó Amnistía Internacional (AI).

Según, el reporte de AI en muchas oportunidades, las violaciones de derechos humanos se cometieron “no solo con conocimiento de las más altas autoridades”, entre ellas de Ortega, y la vicepresidenta Rosario Murillo, sino bajo su “orden y control”.

El informe se incluyó sobre las “torturas, detenciones arbitrarias y el uso generalizado e indiscriminado de fuerza letal por parte de la policía y fuerzas parapoliciales fuertemente armadas” así como seis “posibles ejecuciones extrajudiciales”, que constituyen delitos de derecho internacional.

“Hoy se cumplen seis meses de represión continua en nuestro país y no le vemos salida, no sabemos hasta dónde va a llegar, cuándo va a terminar, cuándo podremos vivir en paz y empezar a reconstruir un país moralmente destruido”, dijo Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), quien participó en la presentación.

“El gobierno está tratando de imponerse por la fuerza (…) Mantiene la represión, el hostigamiento, las persecuciones selectivas. En Nicaragua se ha perdido el derecho a circular libremente, porque las calles han sido tomadas por fuerzas militares”, aseveró en rueda de prensa la presidenta del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (CENIDH).

Ortega, que ha negado que tanto la policía como el ejército hayan disparado contra civiles, acusa a los opositores de formar parte de un plan “golpista” financiado por Estados Unidos.

Mientras tanto, la embajadora nicaragüense en Francia, Ruth Tapia, aseguró a la agencia de noticias AFP que el informe de AI es “infundado”, hace acusaciones “sin pruebas” e “inventa” el número de muertos.