VIDEO Madres costeñas exigen a la vicedictadora Rosario Murillo ingreso de sus hijos marineros nicas

Miran que todos los países más bien han ayudado a sus ciudadanos a regresar, mientras que en Nicaragua a dictadura del FSLN no los quiere recibir

Con carteles en los que se podía leer que los “Líderes costeños queremos a nuestros embarcados ya, ya ya”, “el gobierno regional donde está” y “queremos respuestas positivas ya, nuestros hijos están a la deriva”.

Con estos mensajes un grupo de mujeres llegaron a las afueras de la alcaldía sandinista de Bluefields para exigir al gobierno regional y central que permitan el ingreso de los costeños varados en barcos turísticos en alta mar.

“Nuestros hijos están ahí, solo para que el gobierno de una si, y puedan entrar solo necesitan un sí del gobierno para que puedan llegar a sus casas pero el gobierno no lo quiere dar”, dijo una de las mujeres costeñas perjudicadas.

Los familiares llevan semanas exigiendo una respuesta para la repatriación de cienes de marinos que trabajan en cruceros internacionales como El crucero NCL (Norwegian Cruice Line) que está en Guatemala, el Cruise Line / Royal Caribbean que está anclado en Barbados, todos esperan su su traslado a Nicaragua.

Este mismo grupo de familiares de embarcados protestaron ayer frente a la casa de Jhonny Hodgson, representante del gobierno del Frente Sandinista en Bluefields, pero ni las recibió.

“Ellos son gente que nosotros pusimos en el gobierno y son gente costeña que nosotros pusimos ahí y por eso nos está dando mucha decepción, porque nosotros creíamos en ellos como gobierno de nosotros, nosotros no venimos a buscar pleitos con nadie, nosotros no estamos peleando nada de política, yo no tengo nada contra ningún gobierno, pero yo tengo problemas en que está pasando con el gobierno, todos los otros países ya tienen a todos sus hijos en sus casas, entonces qué pasó con nicaragua, a casa nosotros no tenemos derecho” dijo otra de las mujeres que se sentó frente a la alcaldía orteguista de esta zona del Caribe Sur.

Las mujeres costeñas han estado pidiendo ayuda del vicecanciller orteguista Valdrack Jaentschke pero es otro funcionario que se hace de “la vista gorda” y de acuerdo a los denunciantes no ha querido atenderles las llamadas.