Vicedictadora Rosario Murillo toma acciones bastante retrasadas para contrarrestar el coronavirus

A pesar de las medidas de Murillo en los municipios del país se siguen promoviendo eventos multitudinarios del FSLN

La vicedictadora del Frente Sandinista (FSLN) Rosario Murillo, tras semanas y semanas de llevar la contraria a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ahora recomienda el distanciamiento social de cara a la prevención del coronavirus, sin embargo, ejecuta un plan rápido para desinfectar todo el país.

Las cuadrillas salubres llegaron a lugares públicos como mercados, escuelas y paradas de buses para rociar agua y cloro, siendo esta una medida para la prevención del peligroso y mortal Covid19.

A pesar de estas acciones el Ministerio de Salud afirma que no hay todavía transmisión comunitaria del peligroso virus, aunque con las acciones tomadas por el régimen sandinistas, después de gran cantidad de personas desplomarse y morir en las calles de Nicaragua, tomara la decisión de comenzar a fumigar.

EL INFORME lleva un cálculo de más de 22 personas que murieron de esta manera, desplomadas en las calles del país. Los epidemiólogos independientes han advertido sobre los riesgos de contraer coronavirus, y de la importancia de tomar medidas.

La vicedictadora apareció diciendo lo importante que es el guardar el distanciamiento social, además de desinfectar los mercados.

Además de los mercados Murillo gira la orden de desinfectar 13 mil taxis que circulan en la capital Managua, además de las unidades de buses urbanos e intermunicipales, las paradas de buses y colegios a nivel nacional.

“Hemos estado atentos a todo el desarrollo de fortalecimiento en las medidas de prevención. En todo el mundo se fortalecen estas medidas, puesto que en todo el mundo se están retomando actividades laborales, actividades recreativas, actividades deportivas, actividades escolares, entonces estamos llamados a fortalecer las medidas de lavado de manos, también, la distancia personal, quiénes deben usar las mascarillas, y quienes deber saber los riesgos de no saberla usar”, señaló Murillo en un intento por justificar las nuevas medidas, cuando en realidad no han seguido las recomendaciones de la OMS.