Universitarios exigen a la Alianza Cívica y dictadura muestras contundentes para resolver crisis en Nicaragua

La dictadura sandinista y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia tomaron la decisión de volver a la mesa de las negociaciones, hoy jueves, lo que es rechazado por los líderes de las cinco organizaciones universitarias independientes debido a que el dictador Daniel Ortega no ha “dado muestras contundentes” de tener voluntad para traer una solución a la crisis.

Las partes acordaron este acuerdo después de una reunión sostenida en conjunto con el nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag, y el enviado especial de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, de acuerdo a lo que informó el gobierno en un comunicado que no tiene ni firmas, ni logotipos.

“No queremos promesas, queremos muestras contundentes” de parte del gobierno dijo anoche la Coalición Universitaria, que la integran cinco organizaciones, miembros de la Alianza Cívica, al rechazar el acuerdo entre la Alianza Cívica y el gobierno para reiniciar las negociaciones este jueves en el INCAE.

“Queremos justicia verdadera”, fue dicho en conferencia de prensa, reiterando que no renuncian a la Alianza Cívica y al diálogo pero que no estarán sentados hoy en la delegación de la oposición.

“Los familiares de los presos políticos y las víctimas de abril han esperado demasiado”, afirmaron los voceros universitarios.

Las cinco organizaciones de estudiantes universitarios sostuvieron en la noche del miércoles en un hotel capitalino una reunión en donde resolvieron sus diferencias y acordaron unirse, una vez más, para rechazar el acuerdo que anunció la dictadura.