Tras recuperarse del covid19 Juan Caldera llama delincuentes a ciudadanos violentados por Ramón Avellán

A pesar de los graves delitos de Ramón Avellán contra pobladores de Masaya Juan Caldera espera se mejore de salud, sin importar haberse “entregado” a Jesucristo

El “Rey del Pollo”, a como se le conoce popularmente al empresario sandinista Juan Caldera al parecer ha quedado muy mal a su juramento ante Dios en momentos difíciles, cuando estuvo a punto de perder la vida por graves problemas de respiración ocasionados por el covid19.

Caldera llama delincuentes a los ciudadanos que protestaron por todos los delitos de lesa humanidad llevados a cabo por el gobierno sandinista, los cuales llevan más de 14 años de estarse ejecutando desde la presidencia.

Menosprecia a los ciudadanos azul y blanco y enaltece a un jefe policial señalado de múltiples violaciones a los derechos humanos dentro de Masaya y en otros departamentos del país.

Desde EL INFORME compartimos mensaje de Caldera, quien al parecer nunca cambiará su convicción sandinista por una más sensible y más de corazón hacia las demás personas…

“Comisionado Avellán confío en Dios que se mejore de su enfermedad, usted en momentos difíciles en las protestas del 2018 hizo lo que un jefe Distrital nunca hubiera hecho en ningún país del mundo, como fue el hecho de encuartelarse en su estación de policía, y resistir aun sabiendo que nuestra ciudad Masaya estaba siendo saqueada, incendiada y tomada por bandas delincuenciales e incluso la estación de policía en la que usted era el jefe fue rodeada con barricadas y todavía con un megáfono de día y de noche le gritaban ríndase comisionado Avellán, pero usted resistió a las tentaciones por convicción de servicio, ante bandas delincuenciales que se tomaron Masaya, que incluso estos delincuentes hicieron caso omiso a aquel acuerdo que sectores de la comunidad hicieran estando como mediador el Sacerdote Bismark Conde, yo le deseo que se recupere ya que Dios tiene un propósito en casa uno de los nicaragüenses ya que todos somos hijos de Dios y todos somos hijos de una misma patria, un abrazo fraterno y solidario Comisionado Avellán”.