Varias localidades de Murra, en Nueva Segovia, quedaron aisladas debido a caminos destruidos, casas derrumbadas, falta de electricidad y desbordamiento de ríos, tras las fuertes lluvias que afectaron