Sigue el dictador Ortega tratando de confundir rol de la OEA: Afirma no permitirá ingresar a la Comisión de Trabajo

El dictador Daniel Ortega confirmó a través de un comunicado de prensa en el que declara “inaceptable” el ingreso a Nicaragua de la Comisión de Trabajo de la OEA integrada por 12 países, que ingresarían a contribuir a la búsqueda de soluciones pacíficas y sostenibles a la crisis sociopolítica que vive el país.

Para la dictadura esta es una “Comisión injerencista” de la OEA, sin embargo antes era su salvavidas, y de esta manera ganaba tiempo para darle largas a las negociaciones de su salida del poder por medio de elecciones anticipadas.

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de Nicaragua, declara, que los Integrantes de esa Comisión que conforma y dirige el Gobierno de los Estados Unidos, en el afán de seguir interviniendo en los Asuntos Internos de Nicaragua, desde la OEA, no son bienvenidos a nuestro País; por lo tanto, no serán recibidos en nuestro Suelo Patrio”, indica el documento.

La Comisión de Trabajo para Nicaragua ha manifestado que viene para defender la democracia, la justicia y los derechos humanos en Nicaragua desde la OEA no es intervencionismo, es una obligación de conformidad con la carta de la OEA y la Carta Democrática.