Presa política de la dictadura sandinista María Esperanza Sánchez con problemas de salud

De pasarle algo a esta presa política los que la condenan serían perseguidos por la justicia internacional

La presa política del régimen sandinista María Esperanza Sánchez originaria de Matagalpa, fue condenada por el Poder Judicial del FSLN a 10 años de cárcel y una multa de 31 mil córdobas, la prisionera actualmente tiene problemas de salud.

El proceso de la lectura de su sentencia lo hacen en el mismo reclusorio de mujeres conocido como la Esperanza, denuncian sus familiares. A lo cual “nosotros como familia nos mantendremos firmes, porque nosotros desde aquí afuera le tenemos que trasmitir fortaleza “expresa su hija Sherly Sánchez.

Sherly Sánchez dijo que no están de acuerdo con la sentencia que se la ha dado a su mama y por esta razón “vamos al proceso de apelación, desde de cualquier ámbito, ya sea por los medios de comunicación, las redes sociales y la parte legal, pidiendo y exigiendo la libertada de ella”.

Para la hija de la activista lo que la dictadura sandinista esta haciendo es en su totalidad una violación los derechos humanos de los nicaragüenses, porque a su mama se le ha dado una sentencia por un delito que no ha cometido.

María Esperanza desde abril de 2018 protesta desde la oposición nicaragüense para exigir justicia y democracia en el país. Fue secuestrada el 26 de enero de 2020 y enfrentó un proceso arbitrario por tráfico de estupefacientes y fue declarada culpable en mayo.

El 2 de julio a la 1.30 de la tarde fue leída su sentencia dentro del centro penitenciario para mujeres “La Esperanza”, el acto fue filmado con la presencia de custodias, mujeres policías y reeducadoras, así como otros funcionarios.