Presa política de la dictadura Ortega Murillo en grave estado de salud fue hospitalizada

En cada protesta cívica que ocurre en Nicaragua los autoconvocados y familiares de los presos políticos exigen la liberación de estas personas.

La presa política Neyma Elizabeth Hernández Ruiz, 25 años, se encuentra en muy mal estado de salud, informan fuentes familiares de varios reos políticos secuestrados en las celdas en del Nuevo Chipote. Ella está junto a otros 15 ciudadanos por solamente entregar agua a las madres que estaban en huelga de hambre el pasado 14 de noviembre de los corrientes.

“Tiene problemas de salud que requieren atención médica especializada que no está siendo brindada”, denunciaron sus familiares a los medios de comunicación. Los padres y familiares de los 16 líderes de la UNAB y la Alianza Cívica, realizaron esta denuncia de manera pública.

El pasado viernes 13 de diciembre, Hernández se desmayó “suceso que fue ignorado por los oficiales de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), su condición empeoró y el domingo 15 de diciembre a las tres de la tarde sufrió un segundo desmayo que, según sus compañeras de celdas, llegó al punto de ponerse morada”, dice a través de un pronunciamiento que fue fortidicado por la Asociación de Familiares de Presos Políticos (AFPP).

Sus compañeras Olga Valle, Olama Hurtado, Ivania Álvarez, Amaya Coppens y Wendy Juárez comenzaron una campaña de desobediencia dentro de la prisión rehusándose a recibir comida para exigir que Neyma Elizabeth reciba de manera urgente la atención médica especializada y una visita especial de sus familiares.

“Una hora después de haber empezado la desobediencia carcelaria, los oficiales de la DAJ decidieron sacar a Neyma Hernández de su celda, y dos horas después fue trasladada al Centro de Salud Sócrates Flores, en donde la ubicaron en una habitación oscura. Neyma expuso su molestia al estar ahí, recibiendo comentarios denigrantes de sus policías custodios, el más relevante es: “Deja que se muera esa perra ahí”, agrega la denuncia.

“Ante los reclamos constantes de Neyma, fue trasladada a la parte privada del Hospital Carlos Roberto Huembes de la Policía y desde entonces no sabemos más de ella”, denunciaron los familiares de presos políticos.