Policía del FSLN impide al Cardenal Brenes realizar misa en Catedral de Managua

El Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo Metropolitano de Managua, había solicitado en las peticiones de la misa dominical, que él ofició desde su casa debido a que la Policía sandinista le prohibió hacerlo en la Catedral, solicitó el perdón para el terrorista, el “sacrílego si es que se arrepiente”.

“Por la persona que realizó este acto vandálico en nuestra Catedral, afectando la capilla, afectando a la imagen de la Sangre de Cristo, para que, arrepintiéndose, obtenga el perdón de Dios, oremos”, expresó el Arzobispo de Managua.

A su vez oró “por quienes tienen alguna responsabilidad en el Gobierno, en las instituciones” por “los líderes políticos sociales de nuestros pueblos, para que promuevan el bien común, el bien social, que proviene de la justicia divina”.

Solicitó, además, por los devotos de Santo Domingo de Guzmán, para que, en estas fechas de regocijo espiritual por las fiestas patronales, “sean días de recogimiento, oración y vivencia en Cristo”.

Durante la eucaristía dominical, el Cardenal Brenes agradeció las muestras de solidaridad que le han enviado a la Iglesia en Nicaragua desde distintas partes del mundo. “Todos estamos verdaderamente adoloridos. Es una pérdida fatal, dolorosa para todos nosotros, sacerdotes, religiosos, fieles católicos, tenemos el corazón deshecho, partido, por ese infame acto realizado con todo lo que implica una acción terrorista, como lo dije el viernes”, dijo un notable triste Cardenal Brenes.

Pero en este momento que “nos embarga la tristeza y el dolor, he sentido de manera personal la cercanía de tantos hermanos del mundo, que al conocer este acto bochornoso han estado cerca de nosotros”, refirió.