Para la vicedictadora del FSLN asegura que la paz de Nicaragua fue interrumpida “desde afuera”

La sancionada Rosario Murillo, a como es de costumbre, siempre culpa a los demás, pero su gobierno no ha sido humilde en reflexionar

La paz de Nicaragua se encuentra interrumpida “desde fuera”, así lo afirmó la vicedictadora sandinista Rosario Murillo durante una intervención crítica dirigida al gobierno de Estados Unidos que el pasado viernes decidió imponer nuevas sanciones contra los allegados del régimen y a su multimillonaria empresa CARUNA.

“Se nos ha interrumpido la paz desde fuera, siempre desde fuera, y en complicidades que siempre se han denunciado”, dijo Murillo.

La semana pasada el Parlamento Europeo (PE) toma la decisión de activar una resolución pidiendo a la Unión Europea (UE) que se lleguen a nuevas sanciones contra el régimen sandinista si aprueba las leyes sobre ciberdelitos y agentes extranjeros y no se comienza un diálogo nacional sobre la reforma electoral.

Un día después, Nicaragua prefirió no responder de forma directa a las nuevas sanciones aprobadas por el Departamento de Estado de Estados Unidos contra dos altos cargos del Estado nicaragüense y una financiera que es controlada por los sandinistas, aunque se declaró “libre”.

Los legisladores de la dictadura del FSLN preparan una ley que clasificará como “agente extranjero” a las personas naturales o jurídicas nacionales o de otra nacionalidad “que respondiendo a intereses y obteniendo financiamiento externo utilicen esos recursos para realizar actividades que deriven en injerencia de Gobiernos, organizaciones o personas naturales extranjeras en los asuntos internos y externos de Nicaragua”.

Murillo asegura que la de Nicaragua es “una historia de tanta injusticia desde fuera, foránea, impuesta”, sin embargo, jamás se le escuchó hablar sobre los abusos a los derechos humanos constantes de su régimen.

Qué opinas...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *