Ortega sigue desatando el terror contra sus ciudadanos

El pasado fin de semana ciudadanos se les impidió el derecho constitucional de protestar ante el asedio y ataques que recibieron por parte de la policía nacional cumpliendo así la advertencia de acusar y responsabilizar penalmente a quienes organicen plantones o marchas en contra el régimen de Daniel Ortega.

El primer incidente registrado se dio el sábado cuando los denominados azul y blanco decidieron reunirse para protestar, el punto de reunión era la Rotonda Cristo Rey, sin embargo no se logró dado que simpatizantes sandinistas y agentes policiales se tomaron el lugar, sin embargo decidieron concentrarse a un lado cercano al punto inicial.

Los ciudadanos fueron atacados por la policía con bombas lacrimógenas y una vez dispersados les dieron persecución a los manifestantes para intimidarlos. Intentaron realizar un plantón, pero ante el asedio debieron suspender la concentración.

Mientras el grupo opositor al gobierno pretendía marchar, quienes sí pudieron fueron los trabajadores del Estado que debieron asistir al evento gubernamental para evitar ser despedidos. Este recorrido se dio de la rotonda Jean Paul Genie hasta la Rotonda de Hugo Chávez, donde Ortega brindó un discurso que fue transmitido en cadena nacional.

La escena de represión contra las marchas también se repitió en diferentes departamentos del país como en Estelí.

Detienen a doña Coquito

El domingo en la zona del mercado Iban Montenegro, donde se pretendía salir a marchar la policía detuvo a varias señoras de la tercera edad entre ellas a Miriam del Socorro Matus, mejor conocida como Doña Coquito, quien siempre asiste a las protestas.

Doña Coquito, de 77 años, fue puesta en libertad horas más tarde, sin embargo aseguró que del grupo de seis personas apresado quedaron dos aún detenidas.

Según, relató en las celdas de Dirección de Auxilio Judicial o “El Chipote” no le maltrataron, sin embargo la forma que la detuvieron fue con lujo de violencia.

Nuevamente en esta zona los antimotines y policías volvieron a asediar a los autoconvocados y debieron suspenderla ante las detenciones de las ancianas y el peligro que representaba para los asistentes.

La represión a los protestantes este fin de semana se realizó con mayor ahínco ante la publicación de un comunicado donde la Policía Nacional aseguró “acusaría” y “responsabilizaría” a quienes convoquen a actividades contra el Gobierno de Ortega.

Suscríbete a nuestro canal en Youtube...