Ortega no atiende ningún llamado de cese a la represión

Marcia Sobalvarro, presidente departamental de Ciudadanos por la Libertad Managua, se sumó al llamado de diferentes sectores del país para que en Nicaragua cese la violencia y la represión que propaga el régimen de Daniel Ortega en contra de la población civil nicaragüense, desde el pasado 19 de abril que ha cobrado la vida de más de 350 personas.

Camioneta llena de presos políticos secuestrados hoy en Masaya.

Sobalvarro criticó al régimen de Ortega por no escuchar el llamado de diversos sectores de la población del país y de organismos internacionales que piden desmovilizar y desarmar a los grupos de choque y paramilitares que atacan sin piedad al pueblo que exige cívicamente justicia y libertad en Nicaragua.

“Este gobierno, si es que se le puede llamar así, no entiende ningún llamado, ya sea del pueblo o de los organismos internacionales y sigue reprimiendo al pueblo, todos los días amanecemos contando muertos y es una situación que ya ha sido condenada internacionalmente y estamos esperando que resultados obtendremos con la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), el día de mañana, porque a como estamos, no sabemos si amaneceremos vivos” expresó la dirigente de Ciudadanos por la Libertad.

Agregó que en Nicaragua se vive una incertidumbre constante, sobre todo el pueblo indígena del Barrio Monimbó, en donde condenó enérgicamente este nuevo ataque del 17 de julio, e insistió en que debe cesar la represión y persecución de los nicaragüenses como los campesinos en Chontales, que aún se desconoce la cifra oficial de los muertos que se encontraban en el tranque de San Pedro de Lóvago.

“Tengo información por ejemplo de El Cuá, Jinotega, en donde no solamente los hombres andan huyendo en el campo, sino también mujeres y niños. Hay una niña de 10 años que está agonizando en el Hospital La Mascota que fue traída de la zona de Rio San Juan” lamentó la dirigente departamental de CxL.

Nuncio Apostólico pide tregua para frenar la violencia

Ante los acontecimientos en Monimbó se pronunciaron Organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, (CIDH), el Nuncio Apostólico Monseñor Waldemar Stanilaw Sommertag, expresó su profunda preocupación en nombre de la Santa Sede y el Papa Francisco, por la grave situación que está viviendo en el país.

Con esta violencia llevan los paramilitares a los presos políticos secuestrados en Masaya.

“No es aceptable pensar que los muertos y las víctimas de la violencia pueden solucionar una crisis política y garantizar un futuro de paz y prosperidad en Nicaragua”.

El representante del Vaticano dijo que está llorando por todos los muertos y rezando por sus familias. Planteó con todas sus fuerzas humanas y espirituales, “a las conciencias de todos para lograr una tregua y permitir un rápido regreso a las mesas del diálogo nacional para buscar juntos una solución adecuada y resolver así la crisis”, expresó Stanilaw Sommertag.