Ortega en “evidencia” ante crímenes y pretende generar temor

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas informó que la decisión del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega de expulsar a la misión del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, un día después de la presentación de su informe “Violaciones de Derechos Humanos y Abusos en el Contexto de las Protestas en Nicaragua” lo pone en “evidencia” ante los crímenes cometidos por el Estado.

“Con esta decisión el presidente Ortega deja en evidencia los crímenes cometidos y su desdén por las obligaciones internacionales de su gobierno”, señaló Guevara.

Asimismo, agregó que la misión de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en el país “ha podido constatar crímenes de derecho internacional y graves violaciones a los derechos humanos, y ha ofrecido al gobierno, a través de su informe, una ruta de soluciones que deberían ser implementadas inmediatamente, además de las ya ofrecidas por diferentes organismos y organizaciones de derechos humanos”.

La representante de Amnistía Internacional (AI) señaló que Ortega apuesta a “una estrategia de aislamiento con la intención de evitar el escrutinio internacional y continuar la represión contra aquellas personas que ejercen sus derechos a la libertad de expresión”.

Nicaragua enfrenta una crisis sociopolítica, la cual según organismos de Derechos Humanos se reportan al menos 322 personas muertas, de las cuales 198 reconoce el gobierno.

Para la AI la expulsión de la misión de la OEA el mandatario pretende “generar un contexto de temor en la población, con el fin de silenciar a las voces disidentes y la exigencia de justicia. Este tipo de acciones no van a impedir que las organizaciones de derechos humanos continuemos exponiendo y denunciando sus tácticas represivas hasta obtener justicia, verdad y reparación para las víctimas”, puntualizó Guevara.

Suscríbete a nuestro canal en Youtube...