Ley de Putin enviada a Ortega recibe más rechazo en Nicaragua

Maracaibo, Venezuela – La Ley de Regulación de Agentes Extranjeros que promueve la bancada parlamentaria de la dictadura sandinista en Nicaragua es un proyecto “malvado” que se acerca a normativas legales de países con gobiernos totalitarios, como Rusia, denuncian los defensores de derechos humanos del país centroamericano.

La normativa hace la propuesta de impedir que organizaciones o personas que obtengan financiamientos de gobiernos y agentes internacionales intervengan en las políticas internas del país.

Los ciudadanos nicaragüenses estarán divididos entre “verdaderos” y “agentes extranjeros” de acuerdo con su recepción de fondos foráneos, indica el proyecto.

La ley, que aún no ha salido a consulta, suspende los derechos políticos de los llamados “agentes extranjeros” y autoriza la confiscación de sus bienes con el argumento de la defensa de la soberanía y la seguridad del Estado nicaragüense.

El cerco policial en la sede en Managua del Movimiento de Mujeres María Elena Cuadra, organización no gubernamental que protege los derechos femeninos en Nicaragua, se trató de un “ensayo” de la inminente aprobación y aplicación de la ley, de acuerdo a los mismos analistas.