Laureano Ortega siente el desprecio de los nicas exiliados en España tras reto directo a la diáspora

La diáspora le hace invitación a Costa Rica, EEUU, Guatemala, entre otras naciones

El hijo querido de los líderes de la dictadura sandinista Daniel Ortega y Rosario Murillo, Laureano, fue encarado por representantes de la diáspora nicaragüense que se encuentra exiliada en Madrid, España, tras la persecución del FSLN a los que no piensen a favor de este partido.

Es la primera vez que Laureano Ortega siente personalmente el desprecio de la comunidad nicaragüense en este país europeo, y eso que no ha ido de viaje público a Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras, EEUU, México, Canadá, etc. Este apuró su caminado cuando le gritaban “Asesino”.

Los compatriotas le gritaron «asesino, asesino» mientras este se hizo el “loco” e ingresó a un hotel.

El eurodiputado José Ramón Bauzá en su cuenta de Twitter también criticó la presencia de Laureano en España y el hecho que anduviera caminando libremente.

El europarlamentario pidió sanciones del bloque europeo dirigido a los funcionarios del régimen orteguista.