La Alianza Cívica todavía confía en el Diálogo Nacional a pesar de las traiciones de Ortega

A pesar del fracaso del Diálogo Nacional y de las sanciones de los Estados Unidos contra grandes funcionarios de Nicaragua, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia reveló a través de un comunicado en donde afirma que la única vía para una solución a la crisis socio política en Nicaragua “es el diálogo nacional, con garantes internacionales como lo hemos dicho en repetidas ocasiones”.

“Esperamos que las funestas consecuencias del aislamiento internacional que sufrirá Nicaragua haga reflexionar a los gobernantes para que, deponiendo sus egoísmos personales, piensen en la patria y se reinstale a la brevedad posible el diálogo”, dicta el comunicado de la Alianza Cívica.

El conglomerado considera que “la reacción internacional tiene su origen en la desmedida represión gubernamental que lleva más de 400 muertos, casi 600 personas detenidas de forma arbitraria y más de mil heridos”.

Además la Alianza Cívica dice que “las sanciones no son el resultado del intervencionismo extranjero, sino que son respuestas de una comunidad internacional que no puede quedarse indiferente ante tanta represión y muerte”.

“Las sanciones son medidas extremas ante acciones extremas de injusticia perpetradas por Daniel Ortega y Rosario Murillo, ésta última señalada directamente por las sanciones como importante responsable”, dice el comunicado presentado ayer miércoles.

La Alianza Cívica afirma que “el único responsable de este conflicto y de las consecuencias futuras es el Gobierno de Nicaragua que ha violentado la constitución, las leyes, la institucionalidad, los derechos humanos, que ha fomentado la corrupción, que ha pretendido instaurar una dinastía basada en el abuso de la autoridad, la violencia y el miedo”, dicta el comunicado.