Jóvenes reportados como desaparecidos fueron encontrados apresados por la alcaldía sandinista

Los jóvenes de nombres Gabriela Neira, Sean Mairena y Walter Lira, que fueron notificados como desaparecidos el pasado domingo y descubiertos el pasado martes, fueron en realidad secuestrados por la Policía del régimen sandinista.

Los muchachos con otros dos más fueron detenidos en horas de la media noche del domingo pasado en el sector del Club Terraza, por agentes policiales que los requisaron y chequearon sus teléfonos celulares, donde hallaron fotografías de protestas, eso fue la gota que derramó el vaso para que los trasladaran detenidos al Distrito I de la Policía en Managua, reporta el medio El Nuevo Diario.

“Los bajaron, los requisaron y cuando les pidieron los teléfonos encontraron fotos de las marchas. Bastó y sobró eso, para que se los llevaron a la Estación I y los mantuvieron casi 48 horas hasta que por suerte nos dimos cuenta que estaban ahí”, indicó Carlos Neira, padre de una de las detenidas.

A los jóvenes no se les dio el permiso de notificar sobre su detención, por lo que sus parientes optaron por denunciar ante organismos de derechos humanos que estaban desaparecidos.

Las familias denunciaron que los jóvenes resultaron agredidos por los agentes policiales, estos afirmaron que les intimidaron y amenazaron mientras estuvieron detenidos.

“En los brazos tenían moretones donde los agarraron, pero más que todo, (el maltrato) fue psicológico con el objetivo de atemorizarlos y amedrentarlos”, declaró Neira.

“Debemos recordar que en los teléfonos celulares las personas no solo tienen el registro de sus llamadas telefónicas, sino también correspondencia que según la Constitución es inviolable”, explicó un abogado penalista.