Investigadores europeos investigan efectos de Covid 19 en fumadores y no fumadores

Publicación de uno de los mayores complejos médicos y de investigación en Europa confirma la baja tasa de fumadores que se han infectado por COVID-19

Al ingresar un paciente al centro hospitalario se toman sus datos personales y una de las preguntas frecuentes es si el paciente es fumador. Muchos médicos comenzaron a reportar la baja tasa de contagiados con COVID-19 que reportaban ser fumadores.

Lo que comenzó como un rumor llegó a los oídos de los investigadores de Qeios, uno de los más respetados centros de investigación médica de Europa. Estos investigadores se dieron a la tarea de corroborar el dato.

En una publicación del 21 abril, indican que los investigadores concluyeron que la tasa de fumadores que sufren el COVID-19 es sustancialmente menor que aquellos que son no fumadores.

“Solo el 5 por ciento de los pacientes eran fumadores, una cifra que equivalía a un 80 por ciento menos de fumadores entre los enfermos de coronavirus que entre la población general del mismo sexo y edad” afirmó, Zahir Amoura jefe de los investigadores.

Por su parte el prestigioso neurobiólogo francés Jean-Pierre Changeux, tras revisar el estudio, sugirió que “la nicotina podría evitar que el virus llegue a las células del cuerpo evitando su propagación” y añadió que “la nicotina también puede disminuir la reacción exagerada del sistema inmune del cuerpo que fue encontrada en los casos más graves de infección por COVID-19”.

No es la primera vez que se asocia la nicotina como un elemento que reduce la posibilidad de sufrir de COVID-19. Los hallazgos coinciden con un estudio previo realizado en China, publicado a finales de marzo en el medio New England Journal of Medicine, que afirmaba que sobre las 1.099 personas estudiadas que dieron positivo en la prueba del virus, el 12,6% eran fumadores, un porcentaje muy inferior al número de fumadores en China, 28%. Otro estudio llevado a cabo bajo la dirección del profesor de bioquímica clínica, Giuseppe Lippi, de Verona (Italia), fue publicado en el European Journal of Internal Medicine, el cual destaca que también llegaron a la conclusión de que los fumadores no están más expuestos a contraer COVID-19 que otros.

Aunque todavía es temprano para sacar conclusiones ya que hace falta más investigación comparativa en otros países, se abre la interrogante de cómo se comporta la nicotina tanto en pacientes con COVID como en personas que aún no se han contagiado.