Iglesia Católica de Nicaragua anuncia una de sus medidas principales ante el coronavirus

Mientras tanto la dictadura sandinista todavía está sin actuar ante el coronavirus

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) giró la orden a los fieles, que una de las medidas especiales para evitar el contagio del coronavirus, será no darse las manos, ni abrazos, ni besos durante el momento del saludo de paz durante las celebraciones eucarísticas a partir de esta semana.

Los obispos de la Iglesia Católica sostuvieron un encuentro el pasado lunes para evaluar las medidas de precaución que serán ejecutados ante la amenaza de la pandemia del coronavirus, y agregan que el país se encuentra en riesgo y comenzaron a tomar medidas de precaución que, como una sola iglesia, se estarán poniendo en práctica desde hoy en cada parroquia, en cada celebración litúrgica del país.

A través de un comunicado exhortaron a fieles, hombres y mujeres de buena voluntad, a ser responsables y aplicar dichas medias de seguridad que los obispos orientaron.

Han pedido que la distancia entre las personas sea de por lo menos un metro en las celebraciones litúrgicas y en la vida cotidiana, el saludo cortes y prudente, “sobre todo en el momento de la paz, hacerlo sin estrecharse las manos”.

Recomendaron a los feligreses más vulnerables que, por precaución durante esta pandemia, decidan no participar físicamente en las celebraciones litúrgicas y actos de piedad de durante la Cuaresma y Semana Santa y que desde sus hogares, sin remordimientos de conciencia hagan la comunión espiritual.

Los obispos han ordenado a los párrocos y fieles que a la hora de comulgar tomen la Santa Hostia con las manos, y que se comulgue frente al ministro. Los presbíteros deben tomar las medidas higiénicas pertinentes antes de administrar la comunión.

La CEN también orientó que durante la veneración de las imágenes de Nuestro Señor Jesucristo, de la Santísima Virgen María y de los santos, se eviten los besos y contacto físicos con ellas, particularmente el Viernes Santo, cuando se realiza la ceremonia de la Adoración de la Cruz.

Pidieron que, durante permanezca la amenaza de la pandemia, no se realicen concentraciones masivas, multitudinarias de fieles tanto a nivel nacional como diocesano.

Ni el calor, ni la humedad matan al coronavirus: confirma la OMS. Al contrario de lo que se había dicho anteriormente sobre que el coronavirus disminuía con el calor, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que puede transmitirse en climas con altas temperaturas.