Español que mató a nicaragüense con 64 puñaladas intenta aparentar ser demente ante el juez

Rubén Calvo, ciudadano español de 31 años de edad.

Rubén Calvo, el ciudadano español de 31 años de edad, que mató de nada más y nada menos que de 64 puñaladas a la nicaragüense Katia Altamirano, de 45 años, en Zaragoza, España, el 23 de mayo del 2021, fue llevado a una audiencia Provincial la semana pasada.

Tras haber asesinado a Katia, el tipo se lanzó desde el quinto piso de un edificio con la intención de suicidarse pero este no murió y ahora dijo ante el juez que no tiene ningún recuerdo del crimen, y su defensa alega que experimentó un brote psicótico.

El acusado aceptó que ese día tuvo una discusión por celos con Katia, tras haberse drogado y otros detalles que “no son compatibles” con una persona que alegue psicosis; en tal caso no recordaría en lo absoluto nada, afirmaron los investigadores.

Los forenses se refirieron al sujeto para analizar dicho comportamiento, determinando que Calvo si estaba consiente sobre lo que hacía, y manifestaron que el día de los hechos en la casa donde aconteció el crimen, descubrieron los cuchillos que el sujeto utilizó para matar a la chinandegana.

Uno de los cuchillos llevaba la hoja doblada, otro se encontraba con la punta rota y había un papel con sangre que demostró la intención del criminal de limpiar una de estas armas blancas.

Con esto concluyen que esa acción no corresponde a una persona que tiene un brote psicótico.

Momentos que intentaba convencer al juez que es un supuesto demente.

A eso se suma el hecho que cuando la Policía estaba llegando al lugar y trataban de convencerlo de que no se lanzará desde el quinto piso, el tipo dijo: “me van a caer 30 años”, estableciendo que su actuación era de un hombre racional.

Además, en el informe brindado por las autoridades en Zaragoza indicaron que no existe en el acusado el diagnóstico de esquizofrenia paranoide.

“Sabía lo que hacía, no hay una empatía y no encontramos un arrepentimiento real del sujeto, lo que nos lleva a valorar una merma leve de su capacidad pero no una anulación de su voluntad”, manifestó el informe.

Lo que prosigue para las partes es hacer la presentación de sus conclusiones y el jurado tendrá que deliberar, según lo informado por el Sitio COPE Zaragoza.

Katia Altamirano era originaria de El Viejo, Chinandega, donde dejó en la orfandad a un menor de 12 años.

Katia Altamirano, de 45 años.

Desde Zaragoza, España, se hizo un llamado a los familiares de la víctima Katia Altamirano, para que se comuniquen al teléfono 00-346-8880-2388.

Suscríbete a nuestro canal en Youtube...