El Chino Enoc afirma que la cúpula del FSLN se ha vuelto “somocista”

El dictatorial Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) es una organización política que se encuentra regida por la ilegalidad. Y la persona que afirma esto no es opositor, tampoco es del MRS, ni de la Embajada de Estados Unidos, tampoco del FBI o la CIA, pues es Marlon Sáenz, un reconocido fanático de Daniel Ortega y viejo exguerrillero sandinista.
Marlon Sáenz, mejor conocido como el Chino Enoc.

“Tengo tres días de estar diciendo que el Frente está ilegal. Aquí a varios partidos les quitaron su personalidad jurídica o desconocieron a sus directivas por violar sus propios estatutos”, indicó el jueves en uno de sus populares Facebook Live, a través de los cuales ataca a los opositores, jura lealtad a Daniel Ortega, pero irónicamente arremete contra Rosario Murillo y lo que él considera “sandinistas light”.

El Chino Enoc, a como es popularmente conocido, sostuvo que para mantenerse en el poder la cúpula del FSLN hace caso omiso a lo establecido en los estatutos.

“Aquí ni siquiera se violan los estatutos, aquí se han limpiado las nalgas con los estatutos y ni siquiera los toman en cuenta aunque sea para tergiversarlos y aplicarlos de mala manera”, indicó.

Leer también: Capturan al principal sospechoso de violar y asesinar a joven en Jinotega

“El nombramiento del compañero Fidel Moreno es ilegal porque es el de organización, es el tercero al mando, entonces es el Consejo Nacional (es el que lo debería nombrar) y al Consejo Nacional solo puede elegirlo el Congreso) y el Congreso tiene años que no se reúne por un lado y por otro lado la Asamblea Sandinista tiene que reunirse por lo menos dos veces al año y no se ha reunido desde hace años”, aseguró.

“Les tendríamos que enseñar que en el somocismo se enriquecían, que había argolla, que había trafico de influencia, todos los que estos practican dentro de nuestro gobierno y dentro de nuestro partido. Los jóvenes tendrían que encontrar que tienen dirigentes con actitudes somocistas”, manifestó.