División entre pastores evangélicos ante invitación de la dictadura sandinista a ser mediadores

Pastores evangélicos dicen que el pastor Jorge Ulises Rivera no representa a la Iglesia en Nicaragua

El pastor Jorge Ulises Rivera, quien fue invitado por el régimen de Daniel Ortega, para ser parte como testigo y acompañante en las negociaciones entre la dictadura y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, aseguró que todavía no decide ser parte de las mismas.

“Efectivamente me llegó la invitación por parte del gobierno, pero aún no he decidido si voy a participar. Para tomar la decisión tengo que reunirme con otros pastores”, manifestó el pastor evangélico, para después justificar que estaba en reunión y que no podía seguir brindando declaraciones.

Rivera, es un pastor poco conocido en el ámbito nacional, es el presidente de la Fraternidad de Iglesias Evangélicas Centroamericanas, desde hace varios años.

Pastores consultados por LA PRENSA y que omitieron su nombre, explicaron que Rivera no puede ser representante del sector evangélico “si eso es lo que pretende el gobierno al invitarlo”.

“La Iglesia evangélica es muy diversa y en este proyecto del gobierno están denominaciones como el Consejo de Iglesias Evangélicas y la Alianza Evangélica; de modo, que la participación de ellos al asistir al diálogo o negociaciones sería representando a sus instituciones, pero no están representando a la Iglesia evangélica”, manifestó uno de los pastores consultados.

Suscríbete a nuestro canal en Youtube...