Dictadura sandinista envía su apoyo a la dictadura chavista

La dictadura de Daniel Ortega, declaró su lealtad y respaldo incondicional a su homólogo, Nicolás Maduro y reclamó para ese país un diálogo para superar la crisis, tal como “corresponde con las normas de convivencias armoniosas”, pese a que en Nicaragua el régimen no ha mostrado voluntad para superar su propia crisis política a través de este mecanismo.

A través de una nota de Cancillería de Nicaragua, la dictadura rechazó “enfáticamente la enésima provocación que se ha montado hoy contra el derecho a la paz y la estabilidad del pueblo venezolano y su gobierno legítimo, con su presidente constitucional, compañero Nicolás Maduro Moros”.

Venezuela amaneció ayer martes 30 de abril convulsionada luego que un grupo de fuerzas militares se unió a la demanda nacional e internacional de que Nicolás Maduro abandone el poder, por las violaciones de los derechos humanos, crímenes de lesa humanidad, hundimiento de la economía en la miseria. Las calles de Venezuela han sido tomadas por miles de venezolanos que se enfrentan con las fuerzas de choques del chavismo.

La lucha está siendo liderada por el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en un levantamiento que denominó “Operación Liberación”. Guaidó es reconocido en su cargo por más de 50 países en el mundo.

“El pueblo de Nicaragua y el Gobierno Reconciliación y Unidad Nacional reiteran la fraternal y absoluta solidaridad con el querido pueblo de Venezuela, con el compañero presidente Nicolás, y con todas las familias que en toda la patria venezolana exigen respeto a su derecho legítimo a la vida segura y pacífica”, señaló la dictadura.