Dictador Daniel Ortega felicita a su consuegro y jefe policial Francisco Díaz por actuación en protestas

El dictador Daniel Ortega miro muy buena la actuación de su Policía, que la dirige su consuegro, el Comisionado General Francisco Díaz, dentro del marco de las protestas del 18 de abril y que provocaron la muerte de más de 600 nicaragüenses, varios de ellos niños y adolescentes, según fuentes de organismos de derechos humanos, también destruidos por el Estado.

En un acto de graduación de nuevos policías, Ortega manifestó que la Policía Nacional es ahora «más consciente, más digna y más solidaria», al mando del comisionado Díaz.

«Le han cumplido al pueblo, le han cumplido a su familia y le han cumplido a la patria bajo la conducción del comisionado general Francisco Díaz y toda la Jefatura Nacional», dijo el dictador sandinista.

El jefe de la Policía manifestó que este año murieron 24 oficiales, 22 de ellos «en el intento del golpe de Estado», aunque nunca manifestó de los 600 fallecidos.

Indicó que los agentes fueron atacados en las calles y en sus unidades policiales durante las protestas y que «jamás atacamos a nadie», sino que hicieron el uso legítimo de la defensa «para proteger la vida y la integridad física».

Díaz hizo el anuncio a que continúan investigando y buscando «a los delincuentes golpistas para que respondan por los delitos cometidos» y que «no pudieron ni podrán» derrocar al Gobierno de Ortega.

Suscríbete a nuestro canal en Youtube...