Denuncian chantaje y amenazas del Ministerio de Educación sandinista en las escuelas de Telica

Mientras los nietos de los Ortega Murillo estudian en línea, los demás alumnos andan arriesgando su vida tras imposición del régimen totalitario del FSLN a que los alumnos sigan en clase presencial

La dictadura a través de su Ministerio de Educación (MINED), sin importar la gran cantidad de casos de coronavirus entre los habitantes de Nicaragua, giró la orden a los directores y maestros de los diversos centros educativos públicos, dar un ultimátum a los padres de familia en donde les dicen que si los niños no regresan a las aulas de clase para hoy lunes, loas padres de familia deberán firmar una carta en donde ellos mismos se hacen responsables de la expulsión de los colegios y retiro de la matricular escolar.

El Movimiento 19 de Abril de Telica se pronuncia sobre este abuso del MINED que pone en riesgo la vida de los estudiantes y los propios padres de familia…

“En Telica existimos personas cuerdas, sensatas, estudiadas y profesionales, que perfectamente entendemos el peligro que eso significa. Estamos conscientes de las muertes que ha habido en Telica algunos eran nuestros amigos, familiares y vecinos. Entendemos que habrán aquellos que enviaran a sus hijos, nietos o sobrinos, por un ciego y estúpido fanatismo y nos tenemos que tragar la vergüenza, pues en la mayoría de los casos son nuestros mismos familiares que se prestan al juego a veces justificando las limitaciones económicas para poder enviarlos a un costoso colegio privado, si nos unimos todos, marcamos la diferencia, pero les preguntamos:

¿Vale la pena realmente arriesgar las vida de los que amamos, por cumplir el capricho de un dictador, que tiene a sus nietos bien cuidaditos en sus hogares, recibiendo clases en línea de uno de los colegios más caros de Nicaragua?

Invitamos a todo el pueblo de Telica a cerrar filas en un fin común, a no enviar a nuestros hijos a clases hasta que pase el peligro latente de la pandemia, ¡Exijamos a una sola voz que se tomen medidas serias y coherentes en función de que nuestros hijos no pierdan el año escolar, sin que se les vulnere su integridad física y su salud!”.