CIDH: Presas políticas con tratos “crueles, inhumanos y degradantes” en cárceles de Nicaragua

Hay reportes extraoficiales fuertes de otras presas que afirman son violadas. Esta afirmación la hacen “off record” por razones de seguridad

La Comisión Interamericana de Derechos Humamos (CIDH), mostró un elevado grado de preocupación al divulgar un comunicado por los tratos “crueles, inhumanos y degradantes” que pasan las presas políticas en Nicaragua, por el simple hecho de protestar contra el gobierno dictatorial de Daniel Ortega.

La presidente de la CIDH, Margarette May Macaulay, afirma en la misiva que estos tratos “consistirían principalmente en condiciones de insalubridad, negligente atención médica” y obstáculos para que puedan recibir visitas.

Los agentes penitenciarios les aplican además “regímenes de máxima seguridad sin criterios objetivos”, violentan su privacidad e intimidad, agregó Macaulay, quien visitó Nicaragua entre el 25 y 27 de octubre pasado.

De acuerdo a la información recibida por el grupo de seguimiento que la CIDH ubicó en Nicaragua en junio, las presas “con condiciones de salud crítica no estarían recibiendo atención médica adecuada y oportuna, entre ellas Brenda Muñoz”. Muñoz, es una manifestante de 45 años, tiene fuertes dolores debido a un cáncer terminal, informó en octubre el Comité Pro Libertad de Presos Políticos.

Macaulay hizo el llamado a las autoridades nicaragüenses a investigar y sancionar a los responsables de la fuerte y dura golpiza que recibieron el pasado de 26 de octubre 17 manifestantes que están recluidas en la cárcel de mujeres La Esperanza, ubicada saliendo de Managua.