Centro Carter hace llamado al dictador sandinista Daniel Ortega a parar represión

El Centro Carter se encuentra profundamente preocupado por el reciente ataque y la continua represión de la dictadura sandinista contra las organizaciones de la sociedad civil y los medios de comunicación.

La Asamblea Nacional revocó arbitrariamente el estatus legal de varias organizaciones de la sociedad civil y grupos sin fines de lucro que de manera histórica han trabajado para defender la democracia y los derechos humanos en este país centroamericano. Las redadas violentas del gobierno a las oficinas de los periódicos y los medios de comunicación son un verdadero silencia para quienes denuncian la grave situación en el país.

Nicaragua ha firmado la Carta Democrática Interamericana, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención Interamericana de Derechos Humanos, que tienen dentro de sus párrafos obligaciones que consagran la libertad de asociación y expresión y reunión. Sin embargo, las acciones recientes del dictador Daniel Ortega intimidan y criminalizan a las personas que defienden legítimamente sus derechos, sin respetar el debido proceso legal.

Hacemos un llamado ferviente y inequívoco al gobierno para que corrija estas acciones y restaure los derechos de los ciudadanos a articular sus puntos de vista opuestos sin temor a la persecución, señaló esta organización.