A puertas del alza de energía impuesta por dictadura sandinista reclamos por cobros se multiplican

Las oficinas de Disnorte Dissur que están por el paso a desnivel de Portezuelo de Managua se notan a como si se tratara de un pequeño mercado.

Las oficinas de Disnorte Dissur que están por el paso a desnivel de Portezuelo de Managua, parecen en los últimos días el mercado Oriental, debido a la gran cantidad de reclamos de usuarios que se sienten estafados.

Son miles de reclamos, hay gente sentada, de pie, jóvenes, viejos, en sillas de ruedas. Todos reclamando por tarifas alteradas. El pasado lunes de esta semana era peor. Bajo un inclemente sol, la fila para pagar los arreglos en cuotas llegaba hasta afuera, reporta el perfil de Facebook de Fidelina Suárez Moreno.

El martes estaba programado el corte y por eso eran centenares de ciudadanos estaba pagando. Se escuchan historias inverosímiles como la que andaba con dos recibos de 400 córdobas en una casa que recién compró y pidió el retiro del anterior medidor. O sea no hay medidor. Una mujer dijo que su recibo subió de 200 córdobas a 3000.

“Da tristeza ver a la gente con rollos de recibos haciendo arreglos de pago porque ya no pueden asumir los altos costos de la energía”, agrega la información de Suárez Moreno.

Leer también: Dictadura Ortega Murillo aumenta 10% a la energía eléctrica

Muchos no saben que después de dos reclamos pueden ir al Instituto Nacional de Energía (INE) y alargar el proceso para que por lo menos sientan la crisis y no les entre el dinero.

El pasado lunes, fue notoria la desesperación, exasperación. Una mujer dijo que si no le cambiaban el medidor lo iba a mandar a quebrar porque su recibo subió de 3000 a 10 mil córdobas. “No tengo como pagar 10 mil”, dijo. Esto sucedió en las 2 últimas semanas.

“¿Cómo irá a ser con la nueva tarifa? Creo que nadie puede asumir semejante robo”, se preguntó esa usuaria de Facebook.