1 mil delincuentes serán liberados de las cárceles por los dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo

Prefieren liberar reos comunes y no a los 84 presos políticos que tienen en las celdas, critican los opositores

El dictador Daniel Ortega anunció que realizará la excarcelación de mil delincuentes comunes, que fueron sentenciados por jueces del Poder Judicial, y afirma que lo hacen como “una obra de misericordia” el Día del Padre, anunció Rosario Murillo, la vicepresidenta, también conocida como vicedictadora.

En los últimos tres años, el régimen de Ortega ha regresado a las calles a más de nueve mil presos sentenciados con penas menores de cinco años de cárcel donde hay traficantes de drogas, acosadores y golpeadores de mujeres, carteristas y asaltantes comunes.

Murillo dijo en su noticiero radial que como “una obra de misericordia, de solidaridad en el Día del Padre, casi 1.000 personas presas en las instalaciones del sistema penitenciario del país van a pasar al régimen de convivencia familiar”.

Desde diciembre pasado la dictadura ha enviado a sus casas a unas 2.842 personas que estaban presas por delinquir.

En su intervención radial, Murillo no hizo referencia a la liberación de los 86 presos políticos que todavía siguen en prisión. En tanto, la Policía de Masaya ejecutó la captura de tres jóvenes más al salir de una misa en conmemoración de un manifestante asesinado por el gobierno de nombre Marcelo Mayorga el 19 de junio de 2018.

La también primera dama hizo el anuncio un día después de que el Gobierno informó que no estaría sacando a más “presos políticos” de prisión, que la oposición estima son de por lo menos 84.

Además de ser excarcelados, los llamados “reos comunes” recibirán la bendición de pastores evangélicos y sacerdotes religiosos, dijo la vocera del Gobierno, al que los opositores señalan de asediar las misas en honor de los “presos políticos” en las parroquias de diferentes ciudades de Nicaragua.