Tío del bebé asesinado en protestas fue apresado por policías pero señalado por un civil

Al momento de la captura de Jaime Lorío Sandoval, este regresaba de su trabajo y un civil lo apuntó con el dedo, momento seguido fue capturado por policías sandinistas

La familia de Jaime Lorío Sandoval, tío del niño de nueve meses que falleció de un disparo en la cabeza el 23 de junio de 2018, en una calle de las Américas Uno, por un operativo de paramilitares y policías sandinistas, informó que fue lo detienen pero las autoridades no le explican las razones, más que hay un proceso de investigación.

“Nos vinieron a avisar que un hombre lo señaló y después lo agarraron. Se lo llevaron a la subdelegación siete de Policía. Este jueves en la mañana fuimos a preguntar y nos dijeron que está en investigación. Pregunté si había alguna denuncia en su contra y la oficial solo me dijo que están erradicando los focos delictivos”, dijo el señor Jaime Lorío, padre del detenido, del mismo nombre.

A Lorío Sandoval, de 44 años, lo detienen en horas de la noche del pasado miércoles, cerca de su casa de habitación, cuando regresaba de su trabajo.

Su padre manifestó que cuando su hijo estaba cerca de llegar a su casa, fue señalado por un joven que vestía de civil y que iba con varios policías en una patrulla, por lo que presume que algún simpatizante de las organizaciones del partido de gobierno que son operadores de la dictadura, lo habría señalado falsamente por algún delito.

El denunciante aseguró que su hijo no tiene antecedentes penales y tiene fe que en las próximas horas lo pongan en libertad.

“Somos evangélicos y le pedí al Señor que lo libre de toda acusación. El Señor sabe que no ha hecho nada malo y lo están deteniendo solo porque marchaba en las protestas”, precisó Lorío.