“Tensa normalidad” en Nicaragua

El Cardenal, Leopoldo José Brenes aseguró que en Nicaragua existe una “tensa normalidad”, ante la crisis sociopolítica que vive la nación, la cual ha obligado a miles de nicaragüenses buscar el exilio y otras se esconden para no ser enjuiciados injustamente.

“La persecución a personalidades y a personas que disienten de una actitud del Estado, yo lo veo como algo negativo, hay que bajar esas situaciones para que verdaderamente el país pueda llegar a una verdadera normalidad, porque ahorita (ahora) tenemos una tensa normalidad”, declaró Brenes a medios de comunicación.

El gobierno en sus medios de comunicación y redes sociales pro gubernamentales promueve una campaña de “normalidad”, tras el estallido social que reporta entre 317 y 448 muertos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha denominado acciones como estas como una “tercera fase” de represión consiste en la “criminalización de los manifestantes”, y la ha denominado como “más ruda, más explícita y burocrática”.

“Es triste que, cuando se habla de que el país va tomando normalidad, se den estos casos (amenazas o secuestros), porque eso no significa que haya normalidad”, insistió el cardenal.

Las relaciones entre la iglesia Católica y Ortega están fracturadas desde mayo pasado, cuando los obispos, como mediadores el diálogo nacional para superar la crisis, pidieron al mandatario adelantar para marzo de 2019 las elecciones de 2021, lo que el presiente rechazó.