Rosario Murillo reaparece lanzando puro odio en sus mensajes “llenos de amor”

La vicedictadora de Nicaragua, Rosario Murillo, presentó ayer lunes 17 de febrero un lamentoso documento colmado de amenazas contra sus opositores.

El documento lleva de título “Amor que todo lo puede, ¡amor que siempre vence!”, y fue dirigido única y exclusivamente a la militancia del Frente Sandinista (FSLN).

La esposa de Daniel Ortega tilda la insurrección popular de abril del 2018 y lo sigua calificando de haber sido un “golpe de colores” financiado por el gobierno de Estados Unidos.

Murillo mira a sus opositores como verdaderos demonios a los que jamás olvidará.

“No olvidamos, ni olvidaremos, a los artífices de un golpe de colores, apátridas, con coreografías importadas y escenografías, teatralidades, guiones y eslabones muy USAdos, nada originales, pero sí perversos, demoníacos”, detalla en el texto.

“No olvidamos, ni olvidaremos, los rostros, los gestos, desfigurados por sus propios demonios, o los exorcismos, que no lograban ocultar satanismo y malignidad propias”, agrega Murillo, a quien la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con pruebas sólidas la acusa de crímenes de lesa humanidad, al igual que a Daniel Ortega, a los jefes policiales y a gran cantidad de los principales funcionarios del gobierno.

Para Murillo las protestas del 2018 fueron un intento de imponerle la guerra al FSLN.

Nunca acepta error

“Todos sabemos quiénes pretendieron destruir Nicaragua. Todos sabemos quiénes son los culpables del atraso que hemos tenido en nuestros planes de desarrollo justo, cristiano y solidario. Todos sabemos de dónde llegaron las instructivas, las cartillas, los catecismos sin cristo. Todos sabemos de dónde llegaron, quiénes les bendijeron, y quiénes manipularon pecados capitales, egoísmos, ambiciones desalmadas, y carencia de espíritu, de sacralidad o de creencias humanistas”, manifestó de forma amenazante.