Representante de OEA de EEUU deja clara desconfianza de acuerdos que se alcancen con dictadura sandinista

La dictadura sandinista dispara y sigue secuestrando gente opositora en Nicaragua, denuncian organizaciones y movimientos de autoconvocados

Miami – El presidente del Consejo Permanente de la OEA, el representante estadounidense Carlos Trujillo, hizo público su descontento sobre las actitudes de la dictadura de Daniel Ortega después de la arremetida policial del sábado contra jóvenes que se manifestaron de manera pacífica en el centro comercial Metrocentro, tres de estos fueron heridos de bala.

“En Nicaragua tuvimos esperanzas de que se podía negociar en buena fe y que podían existir las condiciones adecuadas para que pudiesen celebrar elecciones libres y adelantadas”, pero, manifestó Trujillo, “la verdad es que lo que ocurrió durante el fin de semana nos ha dejado la duda de que el gobierno quiera actuar con buena fe… de si tienen intenciones de celebrar elecciones libres y anticipadas”.

Trujillo arribó a Managua el año pasado y negoció con el dictador Ortega regresar al diálogo nacional interrumpido en junio pasado alrededor de una agenda disminuida de tres puntos, incluyendo el adelanto de las elecciones y el fin de la represión contra la oposición nacional.

“Este es un tema que tenemos que abordar en la OEA porque es inaceptable lo que pasó con los estudiantes durante el fin de semana y debemos tomar en cuenta todas las violaciones que se llevan a cabo en Nicaragua”, agregó Trujillo.

Trujllo manifestó que “habrá que tomar nuevas acciones” de presión contra Ortega y su dictadura. Anunció que pronto estarán convocando a una sesión especial sobre Nicaragua porque ya recibió un informe de la OEA sobre las violaciones a los derechos humanos en el país.