Presidente electo de El Salvador dice que cuando el FSLN salga del poder dejará en ruinas Nicaragua

El presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele manifestó que la destrucción de un país antes de irse del poder no es algo nuevo en gobiernos como el de Nicaragua, al traer a memoria que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) aplicó ese mismo manual cuando perdió el poder al terminar la década de los ochenta como forma de castigo al pueblo por sacarlo del poder.

Ahora en otra crisis política, que también dirige el orteguismo, se han reeditado las confiscaciones, la crisis económica, represión al sector privado, más pobreza, desempleo, fuga de capitales, entre otros. La economía estará este año por segunda ocasión en 5.5 por ciento según las previsiones de organismos financieros internacionales. El año pasado el Producto Interno Bruto se disminuyó 3.8 por ciento, según cifras del propio Banco Central de Nicaragua.

“Dictadores como (Nicolás) Maduro en Venezuela, (Daniel) Ortega en Nicaragua y Juan Orlando (Hernández) en Honduras, jamás tendrán ninguna legitimidad, porque se mantienen en el poder a la fuerza y no representan la voluntad de sus pueblos. Dictador es dictador, de derecha o de izquierda”, tuiteó Bukele, que asumirás las riendas de El Salvador en junio próximo.

Desde que estaba promoviendo su candidatura presidencial, Bukele ha lanzado duras críticas alos gobiernos autoritarios de la región, sobre todo de Honduras y Nicaragua.

El 23 de enero de este año, Bukele llamó dictadores a Nicolás Maduro, de Venezuela; Daniel Ortega, de Nicaragua; y Juan Orlando Hernández, de Honduras.