POR FIN Telémaco Talavera deja de ser presidente del CNU

Talavera ha sido uno de los operadores políticos de la dictadura de Daniel Ortega. En las redes sociales celebran que se haya retirado y afirman que pagará con su salud haber sido partícipe de los ataques que dejan más de 448 muertos en Nicaragua, al dar su respaldo al gobierno. Talavera está enfermo de cáncer.

Al fin ha dejado la presidencia del Consejo Nacional de Universidades (CNU) Telémaco Talavera, después de pasar prácticamente toda su vida en ese cargo. A través de una carta anunció su retiro pero sin detallar las razones.

A continuación en El Informe la carta completa…

Apreciados miembros del Consejo Universitario y Directores:

“Como ya es de su conocimiento, el día de hoy los miembros d el CNU realizaron las elecciones de Presidente y Vicepresidente del CNU para el período agosto 2018 a agosto 2020, en el que resultó electa como Presidenta la maestra Ramona Rodríguez, Rectora de la UNAN Managua y como Vicepresidente el maestro Henningston Omier, Rector de la BICU.

He expresado a los miembros del CNU mi agradecimiento por la confianza depositada en mí y por todo el apoyo que me han brindado durante el tiempo que me he desempeñado como Presidente del CNU; asimismo, a los miembros de todas las comisiones, equipos de trabajo y equipos de la Secretaría Técnica del CNU y de la Rectoría de nuestra universidad, por su valioso apoyo, sin el cual no hubiera podido hacer el trabajo que he realizado a nivel nacional e internacional.

Agradezco de manera particular a las autoridades institucionales y gremiales de nuestra universidad por el respaldo y trabajo que hemos realizado en este tiempo como UNA al frente del CNU, en el cual hemos hecho siempre, sin límites de tiempo ni esfuerzos, todo lo que hemos podido para el desarrollo y fortalecimiento de nuestras instituciones y de nuestro país, promoviendo siempre la unidad en la diversidad, la paz, el respeto, la tolerancia y el desarrollo económico, social y humano.

Dios bendiga a cada uno de nosotros, a nuestras instituciones y a nuestro país y nos dé la sabiduría para, desde donde estemos, hacer lo mejor que podamos por nuestra comunidad universitaria y nuestro pueblo, por el papel que nos corresponde desempeñar en función de esta y las futuras generaciones.

A como lo he hecho en otras ocasiones, de igual forma expreso mi agradecimiento no sólo a quienes me han apoyado, sino también a quienes me han criticado y hasta adversado, porque sin pensarlo y hasta sin quererlo, también me han ayudado a crecer y a mejorar mi trabajo.

Con la ayuda de Dios espero pronto estar en condiciones de salud para regresar.

Un abrazo fraterno, Telémaco Talavera Siles”.