Policía y parapolicias sandinistas arremeten contra manifestantes desarmados

Una persona fallecida y seis heridos fue el resultado de un ataque por parte de la policía nacional y parapolicias que asediaron a manifestantes nicaragüenses que exigen la libertad de presos políticos y la renuncia del régimen de Daniel Ortega.

La marcha azul y blanco bajo el lema “Somos la voz de los presos políticos” fue convocada a las 10 de la mañana en el mercado Mayoreo, pero este lugar fue tomado por simpatizantes sandinistas y policías horas antes.

Los autoconvocados pese a la alta presencia policial y parapolicial decidieron iniciar su recorrido, siendo atacada en el sector del barrio Las Américas 3, donde los simpatizantes sandinistas les iniciaron a tirar piedras en las espaldas de los manifestantes.

La policía lanzó bombas lacrimógenas, mientras que parapolicias realizaron disparos hiriendo a seis personas y asesinando a un joven de 16 años de nombre Matt Andrés Romero.

Los autoconvocados se dirigieron a la iglesia del barrio para resguardar sus vidas, mientras otro grupo decidió avanzar.

Por su parte, la policía nacional en un comunicado responsabilizó de los hechos a “grupos violentos” de atacar a familias y sus viviendas con armas de fuego, mortero y piedras, “actos criminales que responden a la fallida estrategia golpista”.

Los agentes policiales, también detuvieron a unas diez personas arbitrariamente en el sector de Bello Horizonte, donde también resultaron golpeadas señoras de la tercera edad que participaban en la marcha y escapaban de la represión.

Condicionan la entrega del cuerpo de Romero

El adolescente fallecido fue trasladado al Hospital Alemán Nicaragüense y luego a Medicina Legal, donde según sus familiares tuvieron que firmar un documento que les comprometía a no interponer denuncia sobre el caso de su muerte.

Romero, estudiaba cuarto año de secundaria y habitaba en el Barrio Lareynaga, donde al final fue velado y en su ataúd lo envolvieron con la bandera de Nicaragua.

Un tío del ahora occiso aseguró que la única arma fue una mochila donde llevaba una botella de agua y un pañuelo azul y blanco. Asimismo, repudió el comunicado emitido por la policía nacional por no reflejar la verdad de la situación.

Por otro lado, las demás personas heridas denunciaron que en el Hospital Alemán le hicieron pregunta si sus heridas eran producto de participar en marchas, por lo que decidieron acudir al Hospital Vivian Pellas.