Policía Nacional: Se convirtieron en sicarios del dictador Ortega (Análisis)

Por Nigel Reyes
La Policía Nacional orteguista, no es un cuerpo armado al servicio del pueblo, por el contrario, es una institución criminal que apoya y defiende a un partido político, el FSLN y que obedecen las ordenes de represión y muerte, de una dictadura asesina.

Los esbirros de la pandilla policial, brazo represor del dictador, han masacrado al pueblo azul y blanco, son violadores de derechos humanos y han cometido crímenes de lesa humanidad. Es una policía corrupta al servicio de dos asesinos en serie, Daniel masacrin Ortega y su bruja asesina, Rosario Murillo. No en balde el pueblo les llama asesinos, matones, zopilotes, hienas asesinas, Chacales, esbirros criminales.

En el peor de los casos, es una policía con orden de disparar, matar, secuestrar, torturar, asediar, reprimir e intimidar. La policía nacional ha sido objeto de repudio nacional e internacional por el uso brutal de la fuerza, ejecuciones extraoficiales y toda clase de arbitrariedades, ordenadas por los asesinos del Carmen. Pero la lucha democrática del pueblo nicaragüense continua hasta vencer.

La dictadura asesina tiene que desaparecer junto con su policía criminal y sus paramilitares asesinos y también se irán con su ejército Impopular sandinista y sus sapos borregos.

La justicia de los justos y la justicia divina, triunfará sobre los malos y corruptos que desgobiernan en Nicaragua. El heroico pueblo azul y blanco, sigue en pie de lucha democrática y resistencia cívica hasta que seamos definitivamente libres de dictadura orteguista asesina.

!!! VIVA NICARAGUA LIBRE !!!

Qué opinas...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *