Periodista dueño de 100% Noticias Miguel Mora en huelga de hambre

Por Luis Galeano
El periodista Miguel Mora, director de 100%Noticias, ha iniciado una huelga de hambre desde el pasado 19 de febrero, sin que se conozca hasta hoy sus condiciones y estado de salud real, de acuerdo a una carta que otros secuestrados políticos, han hecho llegar a la Comisión Permanente de Derechos Humanos.

La carta de los nicaragüenses que han sido privados de su libertad, solo por manifestarse en contra de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, se encuentra en manos del doctor Julio Montenegro -abogado de la mayoría de los procesados- y señala que Mora decidió no comer más desde el martes de esta semana.

“La denuncia de los internos dice que Miguel Mora decidió iniciar la huelga, porque no dejan que su esposa Verónica (Chávez) lo visite normalmente, no tiene visitas conyugales, el tema del espacio reducido de su celda, aislamiento total, no hay luz; no le dejan ver el sol, todas esas violaciones de sus derechos lo llevaron a esa decisión”, dijo Montenegro a Café con Voz.

Los secuestrados que se encuentran en “la 300” a como le llaman al pabellón destinado para los reos de mayor peligrosidad, afirman en su escrito que el periodista no responde a los gritos que le dan desde el jueves y que temen que no se encuentre bien como consecuencia de no ingerir alimento.

“Es una situación delicada, que debe dársele seguimiento, porque las huelgas de hambre pueden tener consecuencias muy serias, con alcances insospechados, por tanto es urgente que un médico visite al licenciado Mora”, dijo Montenegro, quien verificó la información plasmada en la carta, con otra fuente de su crédito.

“Lo ideal es que un médico entre a verlo y verificar su estado de salud, porque son ya varios días sin comer y eso puede traer traumas serios para él”, dijo Montenegro, quien hará denuncia ante organismos de derechos humanos internacionales por la situación del director de 100%Noticias, quien junto a la jefa de prensa del medio, Lucía Pineda Ubau, cumplieron el pasado 21 de febrero, dos meses de haber sido secuestrados de las instalaciones del canal. Su delito: Decir la verdad.