Monseñor Silvio Báez dice que en Nicaragua el gobierno es cristiano pero en apariencias

Señala que el gobierno de los Ortega Murillo es meramente ateo

Para el monseñor Silvio Báez, fuerte crítico de la dictadura de los Ortega Murillo, la batalla que se vive en Nicaragua “es espiritual”, debido que si bien Rosario y Daniel se hacen pasar como “profundamente religioso exteriormente en sus signos”, en la realidad “su política represiva y criminal se ha descubierto profundamente ateo”, dijo al semanario católico Alfa y Omega, que publica el diario español ABC.

El líder religioso brinda esta entrevista a este medio durante su estadía de un mes en España, donde habla con los periodistas José Calderero e Israel González Espinoza sobre cómo la pareja dictatorial manipula la religión “como sustento ideológico y de represión” para mantener sometido al pueblo nicaragüense.

Tras presidir en Ávila la novena de santa Teresa de Jesús, en España, el carmelita emprendió ayer jueves el viaje de regreso a Roma, deseando su regreso a Nicaragua.

“Ignorar la historia nos lleva a repetir los mismos errores del pasado; falsearla favorece la manipulación de las conciencias y la impunidad; no hacer nada para mejorarla, nos hace cómplices de los opresores e injustos”, redactó también Baéz, en su cuenta de Twitter.

“En la raíz de todo lo que estamos viviendo en Nicaragua no hay una crisis política, social, económica, ni siquiera ética, sino una profunda crisis espiritual. Es decir, lo material se ha puesto por encima de los seres humanos. Hemos descuidado la capacidad de trascendencia que tenemos en el amor. Y, en el fondo, se ha manipulado la religión por parte del poder, para usarla como sustento ideológico, de represión y de dominación” dijo Báez al medio informativo.

“El de Nicaragua es un Gobierno profundamente religioso exteriormente en sus signos, pero que con su comportamiento y con su política represiva y criminal se ha descubierto profundamente ateo, sin absolutamente nada de fe en el Dios que es amor y que quiere una sociedad justa, fraterna, pacífica”, agrega.

“En este contexto, santa Teresa nos recordaría: “Somos peores que bestias, porque no entendemos la dignidad de nuestras almas”. Hemos llegado a la bestialidad de la ceguera al cerrarnos a la dimensión más propia del ser humano, que es la dimensión espiritual. Por ello, ante la tragedia que vive hoy el pueblo nicaragüense, santa Teresa nos invitaría a recuperar esta dimensión espiritual del ser humano y vivirla en plenitud como apertura a la trascendencia, que es amor al misterio. Eso hará que se acomode todo lo demás y que podamos construir una sociedad según la voluntad de Dios, más humana, más fraterna, más justa” afirmó el alto líder religioso.