La pata silvestre más solitaria del mundo vive en Nueva Zelanda y sufre por culpa de un gallo

Probablemente, el gallo se dio cuenta de que la pata vive sola y que se le proporciona comida, entonces comenzó a robarle

La pata silvestre Trevor es una celebridad muy querida por los habitantes de la isla neozelandesa de Niue, y hasta hace poco su vida, aunque solitaria, discurría sin mayores inconvenientes.

La razón es sencilla, Trevor es la única pata en la isla, por lo cual es objeto de cariño y cuidado por parte de los residentes locales. Y todo sería perfecto si no fuera por otro habitante, un gallo mal educado, informa el portal ABC News.

Probablemente, el atrevido gallo se dio cuenta de que la pata vive sola y que se le proporciona comida, entonces comenzó a robarle.

“Un gallo la descubrió y se dio cuenta de que era alimentada y ahora ha comenzado a intimidarla y perseguirla por todos lados”, ha contado Claire Trevett, periodista del NZ Herald.

La pata apareció en la isla hace un año y es la única representante de su especie en el lugar. El ave fue apodada así en honor del parlamentario neozelandés Trevor Mallard, pero nadie sabe cómo apareció allí.

Niue es una isla de coral y no tiene estanques o pantanos, por lo que el ave tiene que vivir en un gran charco. Los residentes locales la alimentan con repollo chino, y los bomberos se encargan de mantener con agua el charco.

Hay dos teorías sobre cómo Trevor llegó a la isla: o fue arrastrada por una tormenta o navegó perdida desde algún barco.