Gobierno debería “depurar” lista de fallecidos

El Cardenal Leopoldo Brenes sugirió al presidente Daniel Ortega “depurar”, las listas de los fallecidos, los cuales no concuerdan con la presentada por los organismos de derechos humanos.

Para Brenes “sería bueno que un delegado del Gobierno, aquel que le ha pasado las cifras al señor presidente (Ortega), junto con un delegado de la Comisión de la Verdad, y otros de los organismos de derechos humanos, (se reúnan para) comenzar a depurar”.

El Gobierno fijó este martes que en Nicaragua hay 197 fallecidos por las protestas contra el Ejecutivo y que 253 son “producto de actividad delictiva común”.

“A través de ustedes (prensa), invitaría a las comisiones que tienen todas estas listas: sentarse un día con listas en mano y comiencen a depurar para ver quiénes son los que fallecieron durante estos días, como también aquellos que fallecieron en un accidente, como se dice, y así se vayan sacando”, señaló Brenes.

Según, investigaciones de campo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) cifró 317 muertos entre el 18 de abril y el 30 de julio. Por su parte el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) reporta 305 personas muertas y la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) 448 personas, números que no son reconocidos por el Ejecutivo.

Mientras tanto la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz de Nicaragua, criticada por diversos sectores que dudan de su trabajo y su independencia, contabilizó hasta el 31 de julio un total de 265 fallecidos.