FOTOS Sandinistas siguen haciendo pintas en casas de Masaya con la palabra “Plomo”

Amenazan a familias enteras con asesinarlas por pensar distinto a la dictadura sandinista

La nueva ola de asedio se hizo sentir en tres familias de la ciudad de Masaya, a quienes les mancharon sus paredes de color rojo y con la marca que caracteriza este tipo amenaza la palabra “Plomo”.

Según las víctimas estas pintas son una muestra de la falta de intolerancia y de respeto por el simple hecho de hablar o pensar diferente al gobierno, y hacerlo público en medios de comunicación y en las redes sociales, Facebook, de tal manera que responsabilizan a simpatizantes Sandinistas.

Esta intimidación se ha repetido por segunda ocasión en dichas viviendas como en el caso de Gloria Palacio, prima del reo político condenado a 30 años de cárcel por terrorismo y otros delitos, Chester Membreño. La víctima denunció a través de su cuenta en Facebook tales amenazas y la ilegalidad del encarcelamiento de Membreño.

La escena se repite en el barrio Santa Rosa de la ciudad de Masaya, la familia del comunicador Javier Simone, fue el blanco del asedio nuevamente “es una forma de amenazarnos y amedrentarnos por no compartir su ideología y estar con el sentir del pueblo, la verdad no tengo miedo por que sabemos que ellos (simpatizantes sandinista) así actúan, pero Dios nos protege, añadió la víctima.

La casa ubicada en el barrio “Loco” no fue la excepción de las pintas con la palabra Plomo, esta casa siempre ha sido alquilada a diferentes familias, actualmente está deshabitada, así que los vecinos presumen que el mensaje era para los inquilinos anteriores.

El padre Edwin Román, de la Iglesia San Miguel Arcángel de Masaya, asegura que quienes realizan estos actos de intimidación tendrán que pintar todas las casas de Masaya, porque son familias enteras, quienes “exigimos libertad, justicia y democracia”.

“No hay que tener miedo a esas amenazas, tendrían que gastarse todos los spray de las ferreterías de Masaya. Esto es una demostración pública de que estamos bajo represión, ellos mismos se contradicen y esas pintas es ‘la firma’ del odio que tienen y de la debilidad en la que están. Poder no tienen, su poder es reprimir con asedio, persiguiendo, calumniando y encarcelando”, fueron las palabras del párroco que lleva en sus venas la sangre de Sandino.

Estas últimas pintas fueron realizadas durante abril, mes en el que se cumplió un año del estallido social en nuestro país.