FOTOS Cardenal de Nicaragua habla sobre posible “persecución contra la Iglesia” por parte de sandinistas

Gran cantidad de policías sandinistas blindados con armas de guerra generalmente rodean la Catedral de Managua y otras iglesias católicas de Nicaragua

La Policía sandinista da una “triste y mala imagen” a Nicaragua al decidir sitiar y rodear la Catedral Metropolitana, lamentó ayer domingo el Cardenal Leopoldo Brenes Arzobispo de Managua.

El operativo policial fue concentrado para capturar a un grupo de jóvenes que hizo una protesta exprés en los predios del templo.

“Tristemente damos una mala imagen”, dijo Brenes, al ser consultado por los periodistas sobre la presencia de uniformados con armas de guerra y con fusiles AK47, pistolas, escopetas y rifles para disparar balas de goma.

El despliegue policial inició la mañana de ayer domingo cuando manifestantes autoconvocados habían anunciado una protesta en los predios de la Catedral.

Brenes Solórzano afirmó que la noche del sábado recibió al menos cinco correos de otros países, “que decían qué triste que se vea la catedral rodeada, no era en persecución de los cristianos, sino porque se había hecho el anuncio de una protesta en los predios, la Policía comenzó a rodear, pero verdaderamente la imagen que damos es muy triste”, indicó.

A pesar del despliegue armado, el grupo de estudiantes universitarios pudo cumplir su objetivo de protestar, para lo cual gritaron consignas contra el régimen de Ortega y alzaron la bandera nacional del país, un acto por el que algunas personas han sido condenadas a prisión, a como si se tratase de asesinar a alguien.