Diputados rechazan que BCIE preste a dictadura sandinista US$130 millones para fortalecer la policía

Préstamo iría dirigido a la compra de microbuses, entre otros medios de transporte

Los legisladores del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y del Partido Conservador (PC), aunque tan desprestigiados por haberse involucrado en negocios con la dictadura del FSLN, adelantaron que se oponen a la aprobación en la Asamblea Nacional a un decreto de préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) que será dirigido a la Policía orteguista.

Paul González, diputado costeño del PLC, indicó que en las circunstancias actuales de represión que atraviesa el pueblo de Nicaragua “no es conveniente ni acertado dar ningún tipo de préstamo a este órgano represivo”.

La iniciativa que fue enviada por el Ejecutivo supone que el dinero será para compra de microbuses policíacos y para lanchas con motores fuera de borda, entre otros.

“Nos oponemos porque préstamos del BCIE no deben ser destinados para impedir y reprimir las libertades”, dijo Alfredo César, diputado del PC de Nicaragua, aunque con pésima imagen ya que es uno de los que formaría parte de reforzar a la dictadura sandinista.

César manifestó que el BCIE es el único organismo financiero internacional que financia a Nicaragua porque el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), tiene suspendidas nuevas entregas de financiamiento.

Indicó que la condición que obligaría al BCIE a detener los préstamos a Nicaragua es que el país sea suspendido de la Organización de Estados Americanos (OEA). El proyecto intenta la aprobación, de un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por un poco más de US$130 millones de dólares.