Confesiones de Ligia Gómez, ex secretaria del FSLN, son un golpe tremendo a la dictadura de los Ortega Murillo

Nicaragua se ha convertido en un narco estado satánico

La experiencia de la ex secretaria del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en el Banco Central (BCN) Ligia Gómez, quien se encuentra en el exilio en los Estados Unidos, es “tremendo” debido a que ella estuvo prácticamente trabajó “dentro de las entrañas del monstruo” que todos los nicaragüenses responsables y maduros ya saben, afirmó el asesor legal del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Gonzalo Carrión.

Gómez se confesó del plan de la dictadura sandinista para reprimir y contrarrestar las protestas cívicas contra el dictador Daniel Ortega.

“El testimonio de Ligia visibiliza lo que el pueblo víctima desde el 18 de abril lo conoce, ella comparte eso de ‘vamos con todo’, y eso tiene un alcance enorme… Es tremendo el aporte que ella nos da, el valor que tiene alguien que lo cuenta desde las entrañas del monstruo, ella vivió dentro de las entrañas del monstruo y nos da un testimonio”, señaló Carrión.

“No hay institución del Estado que no haya participado y que no esté embarrada en las graves violaciones de derechos humanos… La orden de la represión vino desde la presidencia y esa responsabilidad es de la pareja presidencial”, dijo Carrión.

Para el funcionario del CENIDH el “vamos con todo” se sobreentiendo como “la orden de reprimir brutalmente”, son los siete meses de represión y violaciones a derechos humanos, “la cacería brutal que se mantiene en el país, las cantidades indeterminadas de desaparecidos, los presos políticos, el vamos con todo es que a siete meses, nuestro pueblo sigue sufriendo una de las peores brutalidades que hemos vivido en generaciones completas, es tirar a matar, hacer lo que les venga en gana”, destacó.

Al terminar, Gonzalo afirma que Ligia está protegiendo su vida al haber dado estas declaraciones fuera de territorio nicaragüense, de lo contario sería un acto de “suicidio”, pues además de haberla echado presa seguramente la estarían torturando a ella y a su familia.

“Tenemos la seguridad que hay muchos trabajadores que se sienten atropellados en su dignidad”, concluyó.

Las confesiones de Ligia Gómez…