CÁRITAS de Nicaragua denuncia posible suspensión de personería jurídica tras presión de la dictadura

El dictador Daniel Ortega y Rosario Murillo, atacan ahora organismo de la Iglesia Católica al igual que lo hicieron contra organizaciones sin fines de lucro cerradas por el régimen

La organización sin fines de lucro CÁRITAS, que es parte de la pastoral social de los Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), tiene su mirada contra esta representación Católica, pues desde el año pasado revisa sus documentos contables a través del Ministerio de Gobernación.

El monseñor Carlos Enrique Herrera, Obispo de la Diócesis de Jinotega y presidente de CÁRITAS de Nicaragua realizó esta denuncia pública.

“Desde el año pasado la están revisando y solamente nos dicen que están revisando, pero no nos dan una repuesta del por qué su decisión. Nunca habíamos tenido problemas con la institución en su aspecto legal”, afirmó el religioso.

A través de un comunicado de la vocería de Cáritas de Nicaragua, confirmó lo expresado por su titular y explican que la organización “se encuentra funcionando de manera normal y seguimos contando con nuestra personería jurídica, (Arto. 24, Ley general sobre personas jurídicas sin fines de lucro),”, sin embargo, reconocen que “hasta el día de hoy (ayer) el único trámite en revisión son nuestras constancias emitidas por el Ministerio de Gobernación, mismas que avalan la documentación administrativa de la institución (actas de junta directiva, libros contables y donaciones recibidas).”.

Sin embargo el monseñor Herrera recordó que el régimen públicamente ha señalado su rechazo en contra de la Iglesia Católica, luego que éstos, participaron como mediadores y testigos del diálogo de mayo de 2018.

“Ellos (la dictadura sandinista) han dicho públicamente como que nosotros estamos en contra de ellos, y no sé porque manifiestan eso”, aseguró Herrera.

Desde hace años el régimen orteguista quiere destruir la labor social de Cáritas, a través de la retención de contenedores que llevan ayudas que los cooperantes internacionales envían a esa institución benéfica para ejecutar sus proyectos sociales.

“Nosotros vamos a seguir gestionando la personería jurídica, porque mucha gente depende de la ayuda de Cáritas. Esperamos una repuesta del gobierno para que podamos seguir trabajando con normalidad”, manifestó el religioso.

El 19 de julio de 2018, el dictador Daniel Ortega, en plaza pública, hizo comentarios ofensivos contra los obispos, a quienes señaló de estar detrás de un supuesto golpe de Estado.

El régimen comenzó de la misma manera que con CÁRITAS el asedio contra Hagamos Democracia, el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), Po Pol Na, el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh), a quienes después les cancelaron la personería jurídica a través de sus diputados.