Cardenal de Nicaragua condena que hayan profanado tumbas de fallecidos que protestaron contra Ortega

Los policías sandinistas amanecieron vigilando los cementerios, los familiares y amigos denuncian que las tumbas fueron profanadas por sujetos del gobierno

El Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, manifestó ayer domingo que “es condenable esa profanación que se hizo a las tumbas”, con respecto a las denuncias de diversas madres de jóvenes de asesinados durante las protestas del 2018 y 2019 cuyos sepulcros fueron manchados con las siglas del FSLN y mensajes de odio, donde afirman que también destruyen las tumbas de los caídos.

“Yo siempre pensaba no quieras para los demás, lo que no quieras para ti. Qué triste sería que el día de mañana profanaran la tumba de la persona que profanó esa tumba”, comentó Brenes Solórzano a los medios de comunicación.

“Realmente es lamentable y esto significa un irrespeto para la persona que descansa en paz, para la familia también. Verdaderamente es lamentable de mi parte y la condeno, y ojalá que estos actos no pueden sucederse porque el pueblo católico de Nicaragua siempre se ha distinguido por el respeto a nuestros fieles difuntos”, afirmó el arzobispo capitalino.

El Cardenal Brenes dijo que no está listo el tradicional mensaje de fin de año de la Iglesia. Contó que los miembros de la Conferencia Episcopal “No nos hemos reunido todavía” mientras llamaba a que “sigamos trabajando en construir un país en paz, en justicia, en libertad, que todos pongamos nuestro granito de arena, porque Cristo ha venido para todos, para que todos tengamos vida. Él no hace distinción de personas. Para Cristo, lo importante es el hombre, Él no condena a la persona, Cristo condena el pecado, pero nunca condena a la persona”.