Campesinos asesinados en Wiwilí pone en alerta al sacerdote y a los pobladores

En Nicaragua la alarma se ha encendido por parte de los opositores del régimen Ortega Murillo, donde que te echen preso no es la única forma que usa la dictadura para que sus opositores hagan silencio. Desde hace días han ocurrido varios asesinatos selectivos en diversos puntos de Nicaragua y eso pone en alerta al párroco de Wiwilí, José Iván Centeno.

El sacerdote que se encuentra a cargo de la Iglesia Católica Nuestra Señora de Fátima que está en el municipio de Wiwilí, departamento de Nueva Segovia, desde allí, se hizo la denuncia que la policía de Ortega no pone claro de manera independiente y objetiva los delitos y asesinatos en contra de campesinos que ocurren prácticamente a diario en esa zona del país.

El sacerdote Centeno ante esto dijo que “las víctimas son gente que anduvo en las manifestaciones (contra el régimen) y que ha sido seleccionadas por quienes cometen las ejecuciones”.

Además manifestó que estos asesinatos corresponden a “ejecuciones bien planificadas por hombres con algún tipo de experiencia en estas cosas. No se están dando detenciones, sino ejecuciones”, alertó el sacerdote.

El párroco de Wiwilí además realizó la denuncia que en esta semana por lo menos tres campesinos han sido descubiertos asesinados, la policía ni ninguna institución ha presentado un informe de las circunstancias de las muertes ni los motivos, lo que apunta a que los asesinatos pueden ser originados por temas políticos.

“Lo lamentable es que no se conoce que autoridad competente esté o haya investigado estos crímenes”, afirmó el religioso.

El régimen de Nicaragua, representado por Ortega manifestó el pasado 19 de julio que defenderán la “paz” en Nicaragua, en cuanto a Rosario Murillo llamó a los combatientes a unirse y que es de ellos el “porvenir”.