Aumentan críticas a juego amistoso en serie Nicaragua-Puerto Rico

Fuentes oficiales de los beisboleros de Puerto Rico han dicho que la dictadura sandinista les pagará todo. La cifra llega a los 20 mil dólares, sin embargo en el país hay más de 400 mil personas sin empleo

La serie amistosa de béisbol entre las selecciones de Nicaragua y Puerto Rico, que se estaría realizando para el próximo mes de marzo y que es patrocinada por la dictadura sandinista, sería suspendida después del incremento de voces puertorriqueñas que solicitan a las autoridades deportivas de la isla no hacer el envío de su equipo ante la crisis que atraviesa el país.

Diarios puertorriqueños han replicado las peticiones de personalidades deportivas y políticas, y de las redes sociales que están opuestos a esta serie.

“Quieren hacer creer que todo está normal” dijeron las personalidades que están contra el uso del Estadio Nacional Dennis Martínez desde dónde se realizó disparos contra manifestantes desarmados, el pasado 30 de mayo, dejando al menos 18 civiles muertos.

Las instalaciones fueron utilizadas por el gobierno y el partido de gobierno para guardar y entrenar a policías y parapolicías que fueron en vehículos a atacar a los manifestantes entre abril y julio pasado.

“Nicaragua está de luto, desde este estadio asesinaron a niños de hasta 15 años solo por pensar diferente al dictador. No se presten a su juego, en Nicaragua nada está normal”, se lee en un cartel de rechazo a la serie de béisbol que ha tomado mucha fuerza en las redes sociales.

“Se cometieron crímenes de lesa humanidad, no es momento de jugar, es momento de solidarizarse con los nicaragüenses que seguimos en días de terror a causa de la narco-dictadura genocida Ortega Murillo, no sean cómplices”, añade el mensaje crítico.